Centro Psicopedagógico Edunoi
Logopedia

Técnica de pares mínimos (Weiner, 1981)

Por Raquel Giner Goethals

Esta tarea es una técnica lingüística que consiste en emparejar dos palabras en las que todos los segmentos son idénticos excepto uno, que es el que queremos contrastar (casa-caza).

Se presentan dos imágenes que difieren en ese fonema y le haces al niño decir lo que es cada dibujo. Dado que tiene una dificultad, los nombrará igual, lo que produce un conflicto puesto que se da cuenta de que los nombra igual y utiliza la misma palabra para designar o referirse a dos cosas distintas.

El objetivo de esta técnica, es enfrentar al niño con las consecuencias que produce en su habla la pérdida de ese contraste fonológico, es decir, en realidad busca una toma de conciencia.

Las consecuencias de esto son que esa toma de conciencia de ausencia de contrastes, le lleva a darse cuenta de que tiene que establecer algún contraste para poder marcar alguna diferencia de significado.

Otra consecuencia que viene después de darse cuenta de que tiene que establecer esa diferencia, es que empieza a explorar su tracto vocal, se plantea qué le pasa, o qué hace él para no poder emitir esa diferencia. Darse cuenta de que no se le entiende por algo que hace él “con la boca”, le lleva a intentar modificarlo, es un entrenamiento práxico que le lleva a establecer esa diferencia.

Nuestro objetivo será crear situaciones que le lleven a este conflicto para que pueda ir estableciendo esas diferencias de contrastes.

Procedimiento de Trabajo con Pares Mínimos:

  1. Establecer pares de tarjetas que contengan  los sonidos a diferen ciar. Se preparan por lo menos 4 tarjetas de cada pareja y se hacen cinco presentaciones de cada pareja de tarjetas.
    RANA RAMA

     

  2. Cada pareja se trabaja de forma separada. El logopeda presenta la tarjeta que tiene el fonema meta (si es la /n/, se presenta la tarjeta de la rana) y se le pide al niño que la nombre. Si al nombrarla dice rana, se le da la tarjeta de la rana, pero si dice rama, se le da la otra tarjeta.Así, como fallará al principio, verá que tiene muchas tarjetas de la rama pero pocas de la rana que es la que él quería, de tal forma que hará esfuerzos para solucionar esto y poder conseguir más tarjetas de las otras. Al final el niño tiene que acumular cinco tarjetas meta y cuando se consiguen, se pasa al siguiente par. Se considera entonces que ya es capaz de articular ese fonema.

    Pero se puede dar el caso de que no consiga nunca las cinco tarjetas, porque en realidad no es capaz de articular ese fonema.En estos casos avanzamos desde la discriminación a la producción del sonido y pasamos entonces a las ayudas específicas de articulación. Seguramente el niño aunque no puede producir el fonema meta, ya sea capaz de establecer el contraste, por eso sólo quedaría trabajar su producción.

Etiquetas: , , , , ,

Te agradecemos que valores este artículo:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Un comentario para “Técnica de pares mínimos (Weiner, 1981)”

  1. Angela Canelo dice:

    Deseo conocer sus publicaciones!


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación. Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.