Centro Psicopedagógico Edunoi
Logopedia

El respirador bucal

Por Raquel Giner Goethals

El respirador bucal. Es importante darse cuenta si vuestro hijo es capaz de respirar por la nariz o existe alguna obstrucción que lo impide, en tal caso deberá acudir al otorrino para tratarlo.

Es importante darse cuenta si vuestro hijo es capaz de respirar por la nariz o existe alguna obstrucción que lo impide, en tal caso deberá acudir al otorrino para tratarlo. En cambio si tan solo se trata de un mal hábito adquirido deberá acudir al logopeda para reeducar la función respiratoria.

Los niños respiradores bucales pueden presentar diversas alteraciones fisiológicas y físicas:

  • Riesgo de infección respiratoria. La respiración nasal filtra, purifica, entibia y humidifica el aire respirado. El aire que entra directamente por la boca ya no recibe este tratamiento de limpieza, calentamiento y humidificación antes de pasar a las vías aéreas inferiores.
  • Falta de tono en los músculos faciales. Al haber una ausencia del sellado labial los músculos faciales quedan hipotónicos por lo que no van a contener ni modelar el crecimiento de las arcadas dentarias.
  • Paladar ojival. La columna de aire estimula el crecimiento del paladar hacia arriba.
  • Mala implantación dentaria. La colocación baja y adelantada de la lengua ejerce presión contra las piezas dentarias y, como los labios no están cerrados, no actúan como freno ante posibles avances o crecimientos excesivos de los maxilares o piezas dentarias por lo que alterarán la oclusión dentaria.
  • Deglución atípica. Debido a la incorrecta colocación de la lengua este tipo de patrón respiratorio suele provocar también una inadecuada deglución que agrava más aún el problema.
  • Trastorno del habla. Al estar implicada la musculatura del habla, estos niños tendrán más probabilidad de presentar dificultades articulatorias.

 

Bibliografía: Bartuilli, M.; Cabrera, P. J.; Periñán, M. C. “Terapia miofuncional. Guía técnica de intervención logopédica”. Editorial síntesis.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Te agradecemos que valores este artículo:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2 comentarios para “El respirador bucal”

  1. psicologo de oviedo dice:

    Me ha encantado vuestro articulo y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho «si lo bueno es breve es dos veces bueno». Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos psicologo de oviedo http://www.carmenfernandezpsicologa.es

  2. claudia delgadillo dice:

    Hola,

    leyendo su articulo se me hizo interesante ya que mi nena tiende mucho a tener la boca abierta y con eso a respirar por la misma, ahora con lo que he leído pues veo que es por costumbre y no por algún problema respiratorio, a lo cual se que tengo que corregir este problema.

    Agradezco mucho los puntos mencionados.

    Tengan un lindo día


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación. Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.