Centro Psicopedagógico Edunoi
Logopedia

El uso del chupete

Por Raquel Giner Goethals

Los estudios sobre las ventajas y desventajas del uso del chupete no aportan datos suficientes para estimular ni prohibir este hábito, pero sí para realizar firmes recomendaciones en cuanto a no iniciar su uso antes de los 15 días de vida, restringirlo a partir de los 8 meses y suprimirlo al año. Los pediatras deben conocer y recomendar sólo los chupetes que cumplan las normas de seguridad.

 

BENEFICIOS

EFECTO TRANQUILIZANTE DEL CHUPETE

Los niños alimentados con leche adaptada no deben usar el biberón para satisfacer su deseo de succión; la tetina no puede regular la cantidad de leche ingerida y el niño podría sobrealimentarse. En estos casos puede recurrirse al chupete como tranquilizante.

El chupete puede ser útil como relajante, pero debe evitarse utilizarlo cada vez que el niño llore. El llanto es una de las formas de comunicación del niño y sus requerimientos se deben complacer hablándole, meciéndole o jugando con él.

¿PULGAR O CHUPETE?

El pulgar, a diferencia del chupete, no se pierde durante la noche ni se cae continuamente al suelo convirtiéndose en objeto contaminado. Además, el uso del pulgar es regulado por el niño, quien decide cuándo desea succionar y aprende a tranquilizarse él solo. Este hecho, que se ha apuntado como gran ventaja, se convierte en inconveniente para abandonar los hábitos de succión no nutritiva pues no permite una intervención directa de los padres.

PREVENCIÓN DEL SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE

Algunos estudios apuntan como posible mecanismo el impedimento de que la lengua caiga hacia atrás obstruyendo las vías respiratorias. Por otra parte, la succión del chupete favorece el control de la respiración disminuyendo los períodos de apnea a la vez que, por razones de comodidad, los niños que usan el chupete no duermen en decúbito prono, posición que aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita.

ESTÍMULO DEL RECIÉN NACIDO PRETÉRMINO

Diversos autores concluyen que los métodos de succión no nutritiva ,en los recién nacidos pretérmino alimentados por sonda nasogástrica, aceleran la maduración del reflejo de succión, con lo que se consigue antes una succión organizada, lo cual facilita una transición más rápida a la alimentación oral.

 

RIESGOS

MALFORMACIONES DENTARIAS: MALOCLUSIÓN

Los hábitos de succión no nutritiva se han relacionado con las maloclusiones dentarias: mordida abierta anterior y mordida cruzada posterior (cuando el hábito se prolonga más allá de los 36 meses). Los niños succionadores, además, sufren una alteración de la flora bacteriana y una hipertrofia del sistema linfático por lo que suelen presentar una respiración bucal, lo cual también influye en el desarrollo de las maloclusiones.

OTITIS MEDIA AGUDA

El uso del chupete hace que el niño con una infección de vías respiratorias altas sea más susceptible a la otitis media aguda, porque le modifica la colonización oral y nasofaríngea y aumenta el transporte de los agentes patógenos al oído (la succión, con las fosas nasales bloqueadas, puede aumentar el reflujo de las secreciones orofaríngeas al interior de la cavidad del oído medio).

RELACIÓN CON EL COCIENTE INTELECTUAL

El efecto relajante del chupete, que provocará una disminución del interés del pequeño por su entorno y de los estímulos por parte de los padres (en comparación con un bebé irritable que reclama su atención) podría explicar un CI inferior en los niños que han abusado del chupete.

Por el contrario, varios autores consideran que la relación entre el chupete y el CI no es significativa y que debería comprobarse en estudios más amplios y prospectivos.

DURACIÓN BREVE DE LA LACTANCIA MATERNA

El uso del chupete se relaciona con una duración más breve de la lactancia materna. El recién nacido que usa chupete presenta una “confusión de pezón”, ya que la succión del chupete requiere un patrón de succión distinto que puede interferir en la adquisición de la técnica oral necesaria para la lactancia materna.

El niño que satisface parte de sus necesidades de succión con métodos no nutritivos estimula durante menos tiempo el pezón materno, el número de tomas es menor y también la producción de prolactina. Se reduce el tiempo que dura cada toma de modo que el niño no ingiere la leche final, rica en grasas y calorías.

REFLUJO GASTROESOFÁGICO

Hipotéticamente los hábitos de succión no nutritiva pueden tanto aumentar como disminuir la frecuencia y/o duración de los episodios de reflujo gastroesofágico (RGE). Esto se debería respectivamente a la relajación del esfínter esofágico inferior y al aceleramiento del aclaramiento del material refluido al esófago.

SÍNDROME DEL BIBERÓN O DEL CHUPETE

El llamado síndrome del biberón o del chupete es la presencia de policaries en la dentición provisional debida a la utilización prolongada del biberón o chupete lleno o impregnado, respectivamente, de productos azucarados.

Es importante fomentar una correcta prevención, concienciando a los padres de la necesidad de instaurar la higiene dentaria desde la aparición de los primeros dientes y de evitar los malos hábitos alimentarios y de succión.

ÚLCERAS ORALES PALATINAS DE ETIOLOGÍA TRAUMÁTICA: AFTA DE BEDNAR

La afta de Bednar es una úlcera oral de gran tamaño localizada en el tercio posterior del paladar, debida al efecto traumático de la tetina del biberón durante la lactancia y/o al uso intenso de chupetes no ortodóncicos.

ACCIDENTES INFANTILES

El borde relativamente cortante del escudo rígido de un chupete puede ocasionar laceraciones faciales nasales, tras producirse una caída con impactación de éste. De forma característica estas lesiones presentan una morfología que coincide con la silueta del chupete. La costumbre de colgar el chupete mediante una cuerda alrededor del cuello del niño, para evitar que caiga al suelo y se ensucie o se pierda, puede provocar de forma accidental la estrangulación del pequeño.

CANDIDIASIS ORAL RESISTENTE

Algunos estudios han demostrado que el uso del chupete aumenta la aparición de colonización oral por Lactobacillus y Candida, lo cual puede influir sobre la producción de caries.

CONTAMINACIÓN QUÍMICA

Se ha detectado la presencia de nitrosaminas y sus precursores en algunas tetinas de goma. Apesar del potencial efecto carcinógeno de tales sustancias, se desconoce el significado a largo plazo de este hecho.

HIPERSENSIBILIDAD AL LÁTEX

En los últimos 10 años se ha asistido a un incremento de la incidencia de hipersensibilidad al látex. Es un tema de gran interés pediátrico por la gran difusión de productos derivados del látex de goma natural tanto en el medio doméstico (guantes, preservativos, globos, chupetes, tetinas, etc.) como en el hospitalario, y por la existencia de grupos de riesgo, constituidos por personas sometidas a exposiciones repetidas al látex.

ALTERACIONES DEL SUEÑO

Se ha comprobado que los niños que se succionan el pulgar o usan un objeto confortante se despiertan menos durante la noche. Sin embargo, el uso del chupete no tiene un efecto paralelo: las pérdidas frecuentes del chupete durante la noche crean irritabilidad en el pequeño y alteran su descanso nocturno.

También se ha detectado, en algunos estudios, una mayor incidencia de uso del chupete en los niños roncadores, apuntándose una posible relación con los trastornos repiratorios durante el sueño.

En conclusión, no existen pruebas suficientes para potenciar o rechazar el uso del chupete. Sin embargo, sí debe hacerse hincapié en la importancia de no iniciar su empleo antes de los 15 días de vida, de restringirlo a partir de los 8 meses y suprimirlo al año. Del mismo modo, hay que insistir en que sólo se utilicen los chupetes que cumplan las normas de seguridad y en que se cuide de manera rigurosa su higiene para evitar posibles infecciones bucodentarias.

Por último, debe recordarse que si bien el chupete es un recurso para tranquilizar al niño, nunca debe ser el único.

 

L. Martínez Sáncheza   E.P. Díaz Gonzáleza   S. GarcíaTornel Florensaa   J. Gaspà Martía Unidad Integrada de Pediatría Hospital Sant Joan de Déu Hospital Clínic. Universidad de Barcelona. (1995) Uso del chupete: beneficios y riesgos. Pediatric Otorhinolaryngology; 32 Suppl.: 6366.

Etiquetas: , , , , , , ,

Te agradecemos que valores este artículo:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los comentarios están cerrados.


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación. Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.